La Gran Cruz Cósmica

INSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍNRecibe en tu email información del Instituto, Actividades presenciales y en línea, Notas de Interés y TE REGALAMOS dos Manuales de Estudio para descargar  

 
 Suscríbete
Email:  

 

La Gran Cruz Cósmica

Estamos viviendo un acontecimiento astronómico importante en la historia ya que este 21 de abril se forma en el cielo lo que se ha denominado la Gran Cruz Cósmica, un acontecimiento que eleva la tensión ya que atrás de este fenómeno se intuyen muchos y complejos acontecimientos que pueden ser de afectación mundial. La astrología estudia e interpreta todo lo que en el tema de los astros sucede y cómo estos hechos o movimientos se relacionan con la humanidad y la vida en general.

 

Share

Cuando un astrólogo se da a la tarea de interpretar una carta astral va a observar en ella mucha información que es importante como pueden ser la posición de los planetas, las ubicaciones de las casas, el signo solar, el signo ascendente y los llamados aspectos. Éstos últimos son los que determinan la relación angular que existe entre los planetas de la carta entre sí u otros puntos sensibles importantes de una carta en función de los grados de distancia que existen entre un punto a medir y otro. Una vez conocido el grado del aspecto se le da un nombre dependiendo la cantidad de grados, por ejemplo si existen 120º a este aspecto se le llamamos trígono, si están muy cerca dos planetas, le llamamos conjunción, si se encuentran a 180º de distancia se llama oposición y si se encuentran a 90º le llamamos cuadratura, entre otros tantos que se consideran.

Como te comentaba esta Gran Cruz se ha formado en su mayor grado de exactitud este 21 de abril pero para llegar a ser lo que hoy es ha tenido su historia, comenzando como una Media Cruz que lleva muchos años ya funcionando en el cielo ya que antes de que el planeta Júpiter llegara a Cáncer, fue Saturno desde Libra el que la formaba con Urano en Aries y Plutón en Capricornio.

Muchos textos han apuntado a interpretar como “negativos” los efectos de este tipo de configuraciones astronómicas, sin embargo se sabe dentro de la astrología que cada configuración puede ser tan buena o tan mala dependiendo de con qué se la compare y a qué se la relacione. Por lo que esta Gran Cruz marca un Gran Cambio que podrá tener varios e indefinidos efectos en las personas, las sociedades, las culturas, las religiones, la naturaleza, la política, las finanzas a nivel global, pero también a nivel personal e individual cumplirá sus efectos, la tarea de mostrarnos la oportunidad de Cambios; transiciones que pueden manifestarse desde el amor o desde el dolor, desde la armonía o desde el desequilibrio, dependiendo en que punto de la evolución personal y de consciencia se encuentre cada ser humano, cada cultura, cada sociedad, cada religión cada país y su relación de éstos con el medio ambiente y la naturaleza.

Podríamos hablar de una fuerza energética que tiene una misión equilibrante como lo han sido todos los últimos procesos evolutivos en la existencia del ser, lo bueno o malo será siempre relativo a la experiencia que cada punto de la existencia humana requiera atender para avanzar.

En la historia podemos encontrar muchas otras Grandes Cruces, como las que se mostraban en el cielo durante las Guerras Mundiales, o la que se dio en la revolución interior de los seres humanos en las décadas de los sesentas y setentas.

Es importante aclarar que esta Gran Cruz Cardinal que se forma a nivel planetario en el cielo no comienza a emanar sus fuerzas el día 21 de abril, sino que lleva desde ya varios meses haciéndose sentir. Se encierra esta cruz en dos fenómenos astronómicos importantes que son dos eclipses, el primero el del pasado 15 de abril y el del 29 de abril. Este es un mes de mucha fuerza astronómica que puede en estos días llegar a ser algo violenta y ruda, salvaje y drástica, ya que lo que no se aprendió en otros tiempos, en estos se pondrá a la luz con más fuerza bañando cada experiencia de claridad al entendimiento de los seres.

Pero, ¿Cómo está formada esta cruz?

A través de los días se estará formando esta Cruz Cardinal de la siguiente manera:

  • Plutón en Capricornio
  • Marte en Libra
  • Júpiter en Cáncer
  • Urano en Aries

En esta imagen observarás como están alineados los planetas para esta Gran Cruz:

 

 A nivel personal nos queda la responsabilidad que menciono anteriormente, estos tiempos son responsabilidad de cada uno, de cada comunidad, de cada proceso… Nuestra consciencia se apoyará sobre el concepto de la “verdad” y esto hará florecer cosas de nosotros llenas de esa energía que se pondrá a la luz para ser atendida:

Plutón en Capricornio: Plutón es un planeta llamado “generacional” y los aspectos o posiciones que conforma siempre dejan un mensaje que imperará por grandes períodos de tiempo, nos marca en esta posición la transformación de las estructuras de poder que conocemos en la actualidad para dar comienzo a los nuevos órdenes mundiales.

Urano en Aries: La presencia de este planeta en un signo de fuego nos indica que con fuerza y mucho liderazgo tenemos la responsabilidad de reconocer los cambios de esta Nueva Era. Veremos cambios “afuera” pero como esta cruz cardinal nos llevará a recordar la ley de correspondencia, será una invitación a reivindicar el Yo: “Como es afuera, es adentro”

Júpiter en Cáncer: Es momento de entender nuestra emocionalidad, de vivir acorde a ella y de crear acciones que nazcan de nuestro mundo interior. Es tiempo de expansión y expresión a través de la sensibilidad, de ponernos en contacto desde la emocionalidad y basar los actos en amor dejando de lados los deseos de poder. Cáncer nos lleva a nutrirnos y a sentirnos protegidos.

Marte en Libra: Esta combinación nos inclinará a la Consciencia sobre nosotros mismos, pero sobre todo lo que somos capaces de establecer a nivel íntimo, estableciendo nuestros lazos en amor y unión y serán tiempos en los que necesitaremos reconocer los deseos comunes en todos los nexos de relaciones que tenemos establecidos. Es tiempo de revisar los contratos kármico-afectivos.

En síntesis es tiempo de tener consciencia sobre nosotros, nuestros procesos, los cambios de la nueva era, los deseos y los vínculos, siempre apoyados en el concepto de verdad, equilibrio, correspondencia y causa y efecto. Es tiempo de vivir “alertas a cada siembra”….

 Matías Arrizabalaga