La Rueda del Karma y sus Contratos

INSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍNRecibe en tu email información del Instituto, Actividades presenciales y en línea, Notas de Interés y TE REGALAMOS dos Manuales de Estudio para descargar  

 
 Suscríbete
Email:  

 

La Rueda del Karma y sus Contratos


Muchas de nuestras relaciones que entablamos (familiares, sentimentales, laborales) son kármicas y por eso nos proporcionan la oportunidad de aprender y superarnos. Formamos parte de una gran red, intrincada, pero absolutamente armónica, en la que estamos conectados con muchas almas (amigos, enemigos, parientes, amantes, conocidos circunstanciales, etcétera). Nada es casual en la trama de esa red y deberíamos ser conscientes todo el tiempo de que, por insignificante que parezca el encuentro con otra persona, "todo encuentro es un reencuentro", por lo que es necesario prestar mucha atención a los vínculos que establecemos. Si tomamos conciencia de lo mucho que significan en nuestra vida, cada relación se convertirá en un momento de aprendizaje, un llamado a evolucionar y perfeccionarnos.

 

 

ATRACCIONES Y RECHAZOS

 

La historia de cada uno es su karma y esa historia nos ayuda a entender por qué nos sentimos atraídos hacia ciertas personas y por qué rechazamos a otros.Si tenemos una relación sin problema alguno, ¿que vamos a aprender? Por eso, muchas veces, las parejas (y todo tipo de relación) tienen que enfrentar varias situaciones complicadas para aprender, para conocer y para salir adelante en la evolución. Una vez que se ha comprendido y aprendido la lección, se disuelve ese karma lo que hará que en futuras encarnaciones la diferencia kármica entre esas dos almas se haya convertido en un espacio de luz. En futuras reencarnaciones la Rueda del Karma nos pondrá otras almas para nuestro proceso evolutivo del alma y del ser.

La persona que anda en busca de la pareja ideal cae en un círculo de conexiones kármicas. Es posible que cambien los rostros, pero el patrón siempre es el mismo. "¿Por qué siempre me encuentro en este mismo tipo de situaciones?" Si no percibimos los patrones, es imposible romperlos. Estos patrones pueden persistir durante toda la vida, e incluso pasar de una vida a la siguiente. A eso le llamamos "Contratos Kármicos"

Parte de la función de los compromisos prolongados era asegurar que la relación fuera más que una conexión kármica instantánea. Permitía que las energías de las dos personas o bien crecieran y se establecieran en un nivel más fuerte, profundo y superior, o bien se disiparan naturalmente. Muchos divorcios y separaciones podrían evitarse si las personas se tomaran más tiempo para establecer la compatibilidad en más de unos pocos niveles.

Muchas personas tienen relaciones amorosas perfectas o casi perfectas. Eso indica que su amor ha evolucionado, que ellos han aprendido sus lecciones, han ganado su felicidad.

Los ciclos se inician y continúan en muchas vidas. El karma es la Ley Universal de Causa y Efecto. Lo llevamos de reencarnación en reencarnación.

 

Creo que cuando alguien muere su alma regresa a la tierra, engalanada con algún nuevo disfraz humano; otra madre le trae al mundo. Con miembros más robustos y un cerebro más brillante la vieja alma emprende de nuevo su camino.

JOHN MASEFIELD