Los Niños Índigo

INSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍNRecibe en tu email información del Instituto, Actividades presenciales y en línea, Notas de Interés y TE REGALAMOS dos Manuales de Estudio para descargar  

 
 Suscríbete
Email:  

 

Los Niños Índigo

A partir de la década del 80, ellos comenzaron a llegar, cada vez más. Son niños espectaculares. Están llegando para ayudar a la transformación social, educativa, familiar y espiritual de todo el planeta, independientemente de las fronteras y de las clases sociales. Son como catalizadores para desencadenar las reacciones necesarias para las transformaciones. Ellos poseen una estructura cerebral diferente en lo que se refiere al uso de los potenciales de los hemisferios izquierdo (menos) y derecho (más).

Esto significa que ellos van más allá del plano intelectual, estando el foco de su brillo en el plano de la acción. Ellos exigen del ambiente que los rodea ciertas características que no son comunes ni auténticas en las sociedades actuales.

 

Ellos nos ayudarán a destituir dos paradigmas de la humanidad:

  • Nos ayudarán a disminuir el distanciamiento entre PENSAR y ACTUAR. Hoy en nuestra sociedad todos saben lo qué está bien o mal. Sin embargo, frecuentemente actuamos diferentemente a cómo pensamos. Estos niños van a inducirnos a disminuir este distanciamiento, generando así una sociedad más auténtica, transparente, verdadera, con mayor confianza en nuestras relaciones.
  • Ellos también nos ayudarán a mudar el foco del YO hacia el PRÓJIMO, inicialmente a partir del restablecimiento de la autenticidad y la confianza de la humanidad, que son requisitos previos para que podamos respetar y considerar más al PRÓJIMO que a nosotros mismos. Como consecuencia, disminuirán el Egoísmo, la Envidia, las Exclusiones, resultando en una mayor solidaridad y sentido de compartir.

Te puedes preguntar: ¿Cómo van a hacer semejante transformación estos niños? A través del cuestionamiento y la transformación de todas las instituciones rígidas que los rodean. Comenzando por la Familia, que hoy se basa en la imposición de reglas, sin tiempo de dedicación, sin autenticidad, sin explicaciones, sin información, sin elección ni negociación. Estos niños simplemente no responden a estas estructuras rígidas, porque para ellos es imprescindible tener opciones, relaciones verdaderas y mucha negociación. Ellos no aceptan ser engañados porque tienen una "intuición" para percibir las verdaderas intenciones, y no tienen miedo. Por lo tanto, intimidarlos no da resultado, porque ellos siempre encontrarán una manera de obtener la verdad. Ellos perciben las verdaderas intenciones y las debilidades de los adultos.

La segunda institución vulnerable a la acción de los Índigos es la Escuela. Hoy el modelo de enseñanza es siempre impuesto, sin mucha interacción, sin escuchar y sin la participación de los estudiantes. Este modelo es simplemente incompatible con los Índigos, siendo por lo tanto el mayor conflicto, muchas veces superior al que hay con la familia, principalmente por la falta de vínculos afectivos y amor. Como los Índigos poseen una estructura mental diferente, resuelven problemas conocidos de una manera diferente, más allá de encontrar formas diferentes de razonamiento que sacuden el modelo educativo actual.

Cuando se habla de un Niño índigo, con frecuencia se pregunta ¿qué es? Como si de un objeto se tratara. Los objetos se clasifican, las personas, no. Siendo contrario a las clasificaciones, mejor es poder reconocerlos, pues no hay un niño que podamos tomar como modelo. Ser índigo se define más por una cuestión de actitudes que por una cuestión de características físicas.

¿Es su hijo un Niño Índigo?

Para descubrirlo, hágase estas preguntas:

1. ¿Vino su hijo al mundo con un sentido de realeza y actúa como tal?

2. ¿Tiene un sentimiento de merecer estar aquí y ahora?

3. ¿Tiene un evidente sentido de identidad?

4. ¿Tiene dificultades con la disciplina y la autoridad?

5. ¿Se rehúsa a hacer ciertas cosas que se le ordenan?

6. ¿Es para su hijo una tortura esperar haciendo colas?

7. ¿Se siente frustrado hacia sistemas estructurados y rutinarios que requieren poca creatividad?

8. ¿Encuentra mejores maneras de hacer las cosas que las que les sugieren en la casa o la escuela?

9. ¿Es su hijo un inconformista?

10. ¿Se rehúsa a responder a la manipulación o el manejo mediante el uso de la culpa?

11. ¿Se aburre fácilmente con las tareas que se le asignan?

12. ¿Tiene síntomas de Desorden de Atención o hiperactividad?

13. ¿Muestra capacidad intuitiva?

14. ¿Es particularmente creativo?

15. ¿Demuestra empatía o preocupación por los demás?

16. ¿Desarrollo pensamiento abstracto a muy temprana edad?

17. ¿Es muy inteligente y/o dotado?

18. ¿Ha descubierto su hijo la disposición a soñar despierto?

19. ¿Tiene su hijo una mirada profunda y sabia?

20. ¿Manifiesta pensamientos o conceptos espirituales con naturalidad?

Si Usted ha respondido afirmativamente a por lo menos 10 de estas preguntas, el o ella probablemente sea un Índigo. Si son más de 15 respuestas positivas, casi definitivamente lo es.

Algunas afirmaciones de lo que un Niño Índigo es:

Es un niño que...

  • es un adulto en un cuerpo chiquito.
  • no tiene unos rasgos físicos diferentes, puede ser rubio, moreno, alto, bajo, gordo, delgado..... aunque sus ojos suelen tener una viveza especial.
  • es el destructor o respondón de la clase
  • es un espejo perfecto para los defectos de los adultos. Si tienes un Índigo en casa o en el colegio, éste reflejará todas las cosas que tienes que trabajar
  • es el hijo o alumno que cuestiona todo lo que haces si ve que no es justo
  • es el que lucha por una injusticia
  • aprende solo lo básico de lo que no es primordial para él y lo aprende todo, sin esfuerzo alguno, si le interesa.
  • puede ser superdotado o puede no serlo
  • puede tener Trastorno de Deficiencia de Atención con Hiperactividad o puede no tenerlo
  • puede tener habilidades paranormales o puede no tenerlas
  • se relaciona con muchos tipos diferentes de personas para aprender de ellos.
  • su energía hace que los cambios sean más rápidos, provocando rupturas de patrones antiguos o no validos por donde quiera que vaya.
  • es quien trata de romper los sistemas, tanto educativos como sociales y culturales que están obsoletos
  • es el detonante del cambio, hace todo lo necesario para que esta sociedad cambie radicalmente

 

Todo ser humano esconde en su interior una magia incalculable, ni que decir de los niños índigo. Con un nivel de desarrollo mental, emocional e intuitivo tenemos mucho que aprender de ellos.

 

 

Lic. Matías Arrizabalaga